aplicacion

CARTA ABIERTA A PROFESORES DE EDUCACIÓN IMS


El objetivo de esta carta es comunicarles la posición de la Dirección de Educación de la Municipalidad de Santiago ante el paro que lleva realizando la mayoría de los profesores de nuestra comuna, y la forma en que se efectuarán los descuentos de las remuneraciones que legalmente corresponde hacer por los días no trabajados.

Como ustedes saben, esta Dirección ha informado al Colegio de Profesores que es necesario efectuar descuentos en las remuneraciones, criterio que fue avisado a los dirigentes desde el inicio de la movilización.

Sin perjuicio de lo anterior, es dable señalar que la no realización de clases se traducirá en que la comuna no recibirá las subvenciones correspondientes a esas jornadas escolares y en consecuencia tendremos una disminución   de los recursos.

Sin duda alguna, el efecto que genera esta situación es importante. Nuestros niños, niñas y jóvenes llevan semanas sin clases, lo que repercutirá en su aprendizaje y probablemente en nuestra matrícula.

Como Dirección de Educación se ha informado a los dirigentes de los profesores que los descuentos deberán comenzar en las remuneraciones del mes de junio y realizarse en cuotas, iniciándose con un 20% del total de descuento este mes. Quisiéramos que los docentes de la comuna supieran que las decisiones que se han tomado obedecen a nuestro sentido de responsabilidad, y que persiguen asumir seriamente la necesidad de evitar aumentar más la conmoción que este paro está teniendo en los establecimientos, especialmente en los estudiantes y sus familias, quienes son nuestra prioridad cotidiana.

Dado lo anterior quisiera ir más al fondo del asunto. El paro docente ha estado motivado por una inquietud respecto a la nueva carrera que está en discusión en el Congreso. Como Directora de Educación de Santiago creo que ese proyecto debe ser mejorado; comparto la opinión en cuanto a que la carrera docente no puede fundarse en la desconfianza y tampoco descansar exclusivamente en incentivos económicos individuales. Estos son importantes y las evaluaciones también, pero lo fundamental es el desarrollo profesional de los docentes y la entrega de confianza y responsabilidad por su labor. Creo, por lo tanto, que el camino de debate de este proyecto debe abrirse a cambios, varios de los cuales ya han sido incorporados. Este criterio es compartido por nuestra Alcaldesa Carolina Tohá.

Sin embargo, la extensión que el paro ha alcanzado es excesiva, dado que se trata de un proyecto de ley cuya tramitación recién está partiendo en el Congreso y que aún existen amplias posibilidades de mejorar. Este proyecto tiene por delante una tramitación completa por la Cámara de Diputados para después ser visto en el Senado. En consecuencia, no es necesario recurrir a un paro de tanta duración cuando todavía hay disponibles otras instancias para influir en la redacción de esta legislación.

Desde que asumió la administración de la Alcaldesa Tohá hemos hecho un esfuerzo sustantivo por recuperar la educación pública de la comuna. Avanzamos la extensión de las horas no lectivas, que hoy alcanzan alrededor de un 35% para todos nuestros profesores; logramos un acuerdo para implementar un plan de perfeccionamiento que ha sido trabajado en conjunto con el Colegio de Profesores, cuya puesta en marcha inicia este segundo semestre, y significará una inversión sin precedentes en este campo, y establecimos un sistema de evaluación de los docentes a contrata acordado con los dirigentes del gremio, el cual comenzó a materializarse a fines del año pasado.

Junto con lo anterior, ustedes han sido protagonistas de una serie de procesos al interior de nuestros establecimientos, lo que ha permitido ir fortaleciendo proyectos educativos, ampliando la participación en lo que respecta a su gestión y recuperando especialmente aquellos que se encontraban en una condición más crítica. Como consecuencia de esto, en los últimos dos años, y luego de un largo tiempo de pérdidas de matrículas, nuestra comuna ha conseguido detuvimos dicha pérdida y tener un pequeño repunte.

No podemos permitir que el actual paro signifique un traspié en este proceso. No es mi interés descalificar la movilización de los docentes, pero todos sabemos la necesidad que tenemos de ser prudentes ante un sistema de educación pública frágil como el que tenemos. Sobre todo hoy, cuando está puesto en la agenda el propósito compartido de fortalecerla, sacándola de la crisis que ha vivido por largos años, es necesario que actuemos pensando en el bien de la educación pública y de su futuro.

Espero que el cuerpo docente de Santiago y los profesores de todo el país junto a las autoridades, encontremos la manera de dar pronta solución a esta crisis para que podamos seguir trabajando por mejorar el proyecto de ley de Carrera Docente, y que lo hagamos a través del diálogo y de movilizaciones que no se traduzcan en impactos tan severos como los que afectan hoy a nuestros procesos educativos, nuestros establecimientos y a nuestros estudiantes.

Fraternalmente,

María Luisa Rivera
Directora de Educación de Santiago