_HP_5061

1 agosto, 2015

Municipio conmemora 1er año de Orquesta Estudiantil comunal con concierto y entrega de instrumentos


Cuarenta niños de entre 8 y 14 años participan en la iniciativa que reúne a alumnos de establecimientos municipales. Los estudiantes recibieron nuevos violines y se sumará una nueva sección de vientos con el fin de complementar el grupo musical.La vida de 40 niños de entre 8 y 14 años que estudian en la comuna de Santiago, ha cambiado radicalmente el último año. De no tener ningún tipo de conocimiento sobre cómo tocar un instrumento, ahora dan conciertos y viajan a distintos lugares con el fin de intercambiar experiencias y competir en torno a la música. El grupo de alumnos de distintos establecimientos municipales, ahora son parte de la Orquesta Estudiantil de la Ilustre Municipalidad de Santiago.

Este fin de semana se conmemoró el primer año desde que fuera iniciado el proyecto con un recital en el auditorio de la Escuela Salvador Sanfuentes, ubicada en el sector de Matucana. Allí los pequeños se presentaron frente a vecinos de la comuna, frente a sus profesores y a decenas de orgullosos familiares que fueron a apoyar a los niños. En el repertorio se incluyeron temas clásicos y otros populares como “Todos Juntos” de Los Jaivas.

La alcaldesa Carolina Tohá participó de la ceremonia en la que se entregaron nuevos violines a menores que se incorporarán al trabajo del equipo encabezado por la directora de la orquesta, María Cecilia Squicciarini, y que está conformado por los profesores Gorky Largo, Bruno Jofré y Ariel Cárdenas. Durante la conmemoración, además, se presentaron 3 nuevos académicos que permitirán sumar al grupo una nueva sección de vientos.

La edil señaló que “cuando los niños tienen acceso a la música se aprende la importancia de trabajar con otros, de trabajar en conjunto, de tener sentido de colaboración, de disciplina, empatía, generosidad y rigor y esos principios son válidos para todo en la vida. Ha sido una experiencia muy bonita, vamos a seguir incorporando instrumentos y tratando de sumar a muchos niños que deseen participar”.

El profesor Bruno Jofré destacó que “Ellos son muy disciplinados, son muy pequeños, pero son muy responsables, le dedican tiempo al instrumento y se lo toman muy en serio, hacen ejercicios y tienen una gran responsabilidad. El avance ha sido muy bueno, generalmente es más lento, pero ellos han sido especiales”.

Una de las pequeñas que se robó las miradas fue Andrea Machuca, una niña peruana de apenas 9 años que toca el violín. “Es muy bonito tocar con todos los niños, toco hace un año. Entré al grupo porque mi abuelito quería que yo tocara violín. Me gusta mucho, él está en Perú y él no me ha podido ver tocar”, comentó.