Fotos: Mara Daruich

Municipio de Santiago valora proyecto de ley Aula Segura


Tras los serios hechos violentos que han protagonizado pequeños grupos de jóvenes y estudiantes de algunos liceos emblemáticos de Santiago, y que la semana pasada terminaron con cinco carabineros lesionados. El Presidente de la República, Sebastián Piñera, y la Ministra de Educación, Marcela Cubillos, firmaron el proyecto de ley Aula Segura, que entrega facultades a los sostenedores y directores de establecimientos educacionales, las herramientas necesarias para enfrentar estas situaciones.

En la oportunidad el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri expresó: “estamos muy contentos, este es un anhelo que teníamos en Santiago, ya que hace dos años llevamos conviviendo con estos hechos de violencia recurrentes en los establecimientos educacionales. Queremos que los profesores pueden ejercer su labor educativa sin miedo, que los distrae de su trabajo principal que es educar. No podemos normalizar los actos vandálicos que han ocurrido, debemos apoyar a los profesores y reforzar la educación pública”.

El proyecto tipifica como causales de expulsión o de cancelación de matrícula el uso, posesión, tenencia y almacenaje de ciertos tipos de armas definidas en la Ley de Control de Armas (material de uso bélico, armas de fuego, municiones, explosivos de uso autorizado, sustancias químicas usadas para la fabricación de explosivos, bastones eléctricos o electroshock), y artefactos incendiarios, explosivos, y de características similares, como, por ejemplo, bombas molotov. Además de las agresiones físicas que produzcan lesiones a docentes, asistentes de la educación y manipuladoras de alimentos

Además el edil agradeció “el envío de este proyecto de ley y hago un llamado a los parlamentarios a que ojalá tenga una tramitación expedita y exista un consenso generalizado en su apoyo, ya que es una herramienta eficaz que nos va a permitir focalizarnos en dar la mejor educación posible, en el caso nuestro a los más de 33 mil alumnos que tenemos en la comuna,  y que estos hechos de violencia vayan quedando en el pasado”.

 La iniciativa también simplifica este tipo de procesos, que hoy pueden tardar hasta 45 días hábiles. Una vez que se apruebe el proyecto, la expulsión será inmediata y el alumno será separado del establecimiento, pudiendo ser reincorporado si es que la medida es revocada. En caso de concretarse, el Mineduc deberá reubicar al estudiante infractor y adoptar medidas de apoyo.