15 agosto, 2013

Instituto Nacional celebró sus 200 años de historia junto a toda su comunidad educativa


_MG_8853ssEl histórico establecimiento educacional conmemoró su Bicentenario con una solemne ceremonia en el Teatro Municipal de Santiago.

Con todos los integrantes de su comunidad educativa, el Instituto Nacional José Miguel Carrera celebró sus 200 años de vida. Sus estudiantes, docentes, directivos apoderados, asistentes de la educación y ex alumnos se reunieron en el Teatro Municipal de Santiago para conmemorar la historia del establecimiento más emblemático del  país, en una solemne ceremonia encabezada por la Alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá.

En el acto participaron los concejales Alfredo Morgado, Carlos Kubick, Esperanza Alcaíno, Ismael Calderón y Loreto Schnake. En un ambiente lleno de recuerdos y emociones, los diversos estamentos del Instituto Nacional, junto a la presencia de reconocidos ex alumnos e invitados, presenciaron una serie de homenajes y presentaciones artísticas que hicieron un recorrido por sus 200 años, los que han ido a la par de la historia del Chile independiente.

Tras el acto, la Alcaldesa Tohá dijo: “Se cumplen 200 años del Instituto Nacional. Docientos años aportando a Chile, sus egresados comprometidos con el país, entregando educación de excelencia, sin fronteras económicas, de religión o políticas. El Instituto representa el alma de lo que queremos que sea la educación pública chilena. Esa calidad que ha tenido ha ido siempre aparejada con un compromiso republicano, un compromiso con el país y eso es lo que lo ha hecho que sea en los últimos años un tan activo partícipe del debate sobre la educación pública  y de la búsqueda de que estas oportunidades que tienen sus 4.400 alumnos no sean sólo para ellos sino, que sean para todos los jóvenes chilenos. Nos enorgullece que ese espíritu de compromiso con Chile esté vivo y lo que corresponde es que el país responda a esta demanda que ha venido desde toda la educación, en particular desde la comunicad educativa del Nacional: hacer una educación pública como Chile se merece. Ese es el mejor homenaje que podemos hacer al Instituto Nacional en su Bicentenario”.

A su vez, el Rector (s), Fernando Pérez, expresó: “El Instituto Nacional aporta al país educación pública, laica, pluralista y de calidad, donde destacan nuestros alumnos que con su pensamiento crítico siempre han estado a la vanguardia de los movimientos estudiantiles y sociales del país. Nuestro establecimiento es una expresión de diversidad, integración, cohesión social y vocación de servicio público. Estamos en un proceso inédito que es el claustro, donde vamos a definir el perfil del alumno que queremos, vamos a definir qué tipo de formación deben tener quienes dirigen el establecimiento, qué proyecto educativo queremos. Vamos a definir si el manual de convivencia que hoy tenemos responde a un conjunto de jóvenes que tiene visiones distintas. Queremos aprovechar este momento donde el Instituto está luchando por fortalecer la educación pública, pero no sólo para el Nacional. En consecuencia, hoy nuestro desafío es –haciendo gala de nuestra historia- cómo proyectamos un nuevo Instituto del siglo 21 que nos permita llegar a 400 años”.

Por su parte, Rodrigo Jaeschke, presidente del Centro de Alumnos, señaló: “El Bicentenario del Instituto Nacional es también el Bicentenario de la educación pública de nuestro país. La sociedad cambia y se generan comunidades más participativas y nosotros, como baluarte de la educación pública, también cambiamos. Esto se refleja en el trabajo que hacemos todos los estamentos en el proceso de claustro. La crisis por la que pasa el Instituto Nacional es un síntoma, es la coyuntura final que se desencadena luego de 1986 cuando el Estado abandona su deber de amparar la educación pública y la deja a la deriva con la municipalización. Para solucionar la crisis que hoy vive la educación pública, los colegios deben volver al Estado”.

Consultada sobre la posición del dirigente estudiantil, la edil manifestó: “Hay un amplio acuerdo en la sociedad chilena de que el sistema municipal de educación pública no ha resultado en nuestro país. La principal razón de ello es que los municipios son extremadamente desiguales y al traspasarles la educación se traspasa esa desigualdad.  Comparto la necesidad y la urgencia de una reforma. Santiago es el sostenedor educacional más grande. Tenemos 44 establecimientos muy diversos: hay escuelas de adultos, colegios técnicos profesionales, hay una escuela en la cárcel. Pese a que el municipio aporta 11 mil millones a la educación, los recursos son insuficientes. El gobierno central, con motivo de una petición que estaba haciendo el municipio para hacer un leasing y comprar camiones nuevos de basura, nos pidió a cambio de autorizar ese leasing que reduzcamos el aporte que le hacemos a la educación. Es una aberración. Si el gobierno quiere que bajemos el aporte, debería subir la subvención educacional”.

La ceremonia en el Teatro Municipal cierra una semana de múltiples actividades marcadas por los homenajes y saludos de instituciones como el Congreso Nacional, la Universidad de Chile, la Gran Logia y el Hipódromo, entre otras.

En agosto continuará la realización de diversos hitos, ceremonias y eventos académicos y culturales que celebrarán el legado del establecimiento educacional, y donde se busca revivir el mismo espíritu que llevó a cabo su fundación.

Entre ellas se incluye la gran Fiesta Bicentenario de la Comunidad Institutana, la que se realizará el sábado 17 de agosto en el Parque O’Higgins y donde participarán todas las academias, talleres, ramas deportivas y bandas del Instituto. La actividad se desarrollará desde las 11.00 horas y está dirigida a toda la familia institutana.