Javiera_Carrera_ostracismo

¿Quiénes son las mujeres cuyos nombres llevan los liceos y escuelas de Santiago?


En varios países el 8 de marzo se conmemora el Día de la Mujer  y que dice relación con la oficialización de la fecha que fijó la ONU en 1975 y a la cual se adhirió nuestro país.Esta efeméride conmemora varios hechos protagonizadas por féminas, sin embargo el más dramático dice relación al 8 de marzo de 1857, cuando cientos de mujeres de una fábrica de textiles de Nueva York salieron a marchar en contra de los bajos salarios, que eran menos de la mitad a lo que percibían los hombres por la misma tarea y que lamentablemente terminó con la sangrienta cifra de 120 mujeres muertas a raíz de la brutalidad con la que la policía dispersó la marcha.

Hoy en una nueva conmemoración queremos realzar a cuatro mujeres cuyos nombres denominan a tres liceos y una escuela de nuestra comuna, esto es el 10% de los nombres de los establecimientos educacionales tiene nombre de mujer.

Javiera Carrera fue el nombre que se eligió  para conmemorar el centenario del primer liceo fiscal femenino de la comuna. La hermana mayor de los hermanos Carrera nació en marzo de 1781 y fue una participante activa de la Independencia de nuestro país que hasta bordó  la primera bandera en el período denominado “Patria Vieja”. Falleció el 18 de agosto de 1862 a la edad de 81 años.  Javiera se destaca en la historia de Chile por ser una mujer que luchó por sus propios ideales y los de su país, en contra de las autoridades impuestas. De naturaleza apasionada, era dominante y astuta en sus movimientos. Para conocer más del aporte de Javiera a la historia de nuestro país visita este link.

Otro de los liceos que lleva nombre de una fémina es el Liceo Bicentenario Teresa Prats Bello, el recinto se ubica en el barrio Franklin de la comuna, lleva esta denominación gracias a Gabriela Mistral, primera directora del establecimiento educacional, quien reconoció los méritos de esta mujer que trabajó por la educación del país. Teresa, era de familias de ilustrados, su abuelo fue Andrés Bello ,y publicó  a comienzos del siglo el Proyecto de reorganización de los Liceos de Niñas de la República presentado al Supremo Gobierno, texto tendiente a aportar a la incipiente educación femenina del país. Asimismo, algunos autores la destacan como una excelente escritora  de la aristocracia nacional.

En tanto, el Liceo Isaura Dinator, debe su nombre a una de sus subdirectoras, quien ejerció ese cargo entre 1906 hasta 1919, tiempo en el cual destacó en su vida no sólo en  las aulas sino que también en la vida política social de la época. Fue una ferviente luchadora por los derechos de las mujeres es por esto que fundó en 1919 junto a Eloísa Díaz, Beatriz Letelier, Hayra Guerrero de Sommerville, Celinda Arregui de Rodicio, Juana de Aguirre Cerda, Carmela de Laso y Fresia Escobar, entre otras, el Consejo Nacional de Mujeres. Es también la primera mujer en formar parte del Consejo de Instrucción Pública en 1925, sentando todo un precedente liberador en la historia de la mujer chilena en la educación, y luego, miembro de la Facultad de la Filosofía, Humanidades y Bellas Artes. Ostenta además la presidencia del Taller Nacional de la Madre; vicepresidencia de Salvation Army, Ejército de Salvación en Chile; membrecía de la Liga Protectora de Estudiantes Pobres y de la Junta de Auxilio Escolar. También fue directora del Liceo Javiera Carrera entre 1919 y 1930.

Y la última mujer a destacar es Irene Frei, en calle San Francisco 1706 se ubica la escuela con el nombre de esta  asistente social y política chilena, conocida por ser hermana del presidente Eduardo Frei Montalva, quien además ejerció como regidora de Santiago entre 1963 y 1964. Además, durante su vida profesional se dedicó a la atención especial de las clases más necesitadas, trabajando en el Patronato Nacional de la Infancia y en el Hospital Roberto del Río.